SME

Union de jubilados y extrabajadores de LyF afiliados al Sindicato Mexicano de Electricistas, y de los ciudadanos mexicanos simpatizantes de nuestra causa
¡POR EL DERECHO Y LA JUSTICIA DEL TRABAJADOR!

SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS

Loading...

viernes, 11 de junio de 2010

SME: hasta ahora luchamos con la ley en la mano / Electricistas, mineros, maestros y estudiantes confluyen en el Zócalo / Marcha unitaria demanda la renuncia de Calderón y Lozano (La Jornada)


Mineros, maestros, organizaciones sociales y estudiantes se sumaron a la marcha convocada por el Sindicato Mexicano de Electricistas hacia el Zócalo capitalino. 

Electricistas, mineros, maestros y estudiantes confluyen en el Zócalo / Marcha unitaria demanda la renuncia de Calderón y Lozano

Foto
Performance obrero durante el mitin realizado en la Plaza de la ConstituciónFoto Marco Peláez
Patricia Muñoz y Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de junio de 2010, p. 7

En una marcha que conjuntó las luchas de electricistas, mineros, maestros, estudiantes y organizaciones sociales, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) advirtió que dependerá de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que el movimiento de este gremio siga siendo pacífico.

Al cumplirse ocho meses del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y 47 días de la huelga de hambre de un grupo de electricistas, el dirigente del SME, Martín Esparza, dio un mensaje a miles de sus compañeros reunidos en el Zócalo capitalino: "Preparémonos para lo que sigue… Hasta ahora hemos luchado con la ley en mano".

Hoy, agregó, está en manos de la Suprema Corte resolver el conflicto del SME: O son jueces o cómplices.

Diversas organizaciones, actualmente en conflicto con el gobierno federal, confluyeron ayer en una movilización con el reclamo generalizado de justicia y lanzaron severas críticas al gobierno, al que calificaron de autoritario y fascista. El reclamo fue otra vez uno solo: la renuncia de Felipe Calderón y de su secretario del Trabajo, Javier Lozano.

Ante cientos de policías federales y capitalinos, las voces de los trabajadores en esta marcha retumbaron desde el Paseo de la Reforma, avenida Hidalgo, Eje Central, 5 de Mayo, hasta la Plaza de la Constitución. Esta vez agregaron nuevas consignas: Calderón se va al Mundial y el pueblo sin tragar, No queremos goles, queremos trabajo y frijolesDe tanto apagón el culpable es Calderón.

Elementos de tránsito de la policía de la ciudad de México calcularon que durante el trayecto y hasta la plancha del Zócalo participaron cerca de 18 mil trabajadores, así como jubilados y sus familias. Al contingente principal se sumó una marcha de estudiantes procedentes del Casco de Santo Tomás.

Todos enarbolaban demandas particulares, en cuya defensa han tenido episodios de represión por parte del gobierno federal (en especial la reciente acción policiaca contra los trabajadores de Cananea) y recordaron así la matanza de estudiantes el 10 de junio de 1971.

El ánimo de los trabajadores de todos los sindicatos participantes se puso en evidencia cuando al pasar frente al inmueble ubicado en Reforma 93, donde están las oficinas alternas del secretario del Trabajo, Javier Lozano, muchos expresaron su irritación hacia la hilera de policías federales que resguardaban el lugar. Fue necesario que varios de los dirigentes contuvieran el enojo de sus compañeros, porque algunos parecían dispuestos a enfrentarse directamente con los uniformados, pero al final se conformaron con lanzar botellas de plástico vacías y dedicarles sonoras rechiflas e insultos. "Váyanse a Ciudad Juárez, cabrones, a ver si con los narcos se ponen tan valientes", les gritaban.

El mitin fue abierto por Antonio Navarrete, vocero de la sección 65 del sindicato minero, quien leyó un mensaje del dirigente del gremio, Napoleón Gómez Urrutia, y señaló que los tranajadores de Cananea no van a aceptar ningún centavo del dueño de Grupo México, Germán Larrea, no permitirán que salga una sola libra de cobre de ese yacimiento, y tampoco dejarán entrar a los esquiroles: Antes les quitamos la mina.

Tras este mensaje, representantes de la Unión Nacional de Trabajadores, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra manifestaron su solidaridad con los mineros de Cananea y con los deudos de Pasta de Conchos.

Jorge Cázares, de la sección magisterial de Michoacán, recordó que desde el 24 de mayo pasado los profesores están en el Zócalo, y aquí nos quedaremos porque se está gestando una gran unidad popular contra el gobierno. En nombre de los 12 presos del conflicto de Atenco, Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle, recordó que en los próximos días la SCJN resolverá la situación de los presos políticos de este movimiento, por lo que esta instancia tendrá la última palabra para otorgar un veredicto justo.

Durante el mitin, Martín Esparza criticó el otorgamiento de un contrato a Televisa y sus socios para explotar la fibra óptica en el área de telecomunicaciones; esto muestra, dijo, que aun sin conocerse el fallo de los ministros de la Suprema Corte, el gobierno calderonista y la iniciativa privada ya se están repartiendo el pastel de lo que representa la infraestructura para el suministro de energía eléctrica.

Los recientes hechos, agregó, dan la razón al SME, porque ahora ya dejaron el argumento del sabotaje para justificar las fallas en el servicio y el director de la CFE –Alfredo Elías Ayub– reconoce que "'no pueden porque los equipos en la zona central del país son obsoletos". La respuesta colectiva de los electricistas en el mitin fue: No pueden porque son pendejos.

A unos pasos del Zócalo, donde ya está instalada la estructura para la transmisión de los partidos de futbol, los trabajadores corearon SME sin comer, dispuestos a vencer, y en ese tono anunciaron que colocarán sobre la enorme carpa blanca donde pernoctan los huelguistas de hambre, una manta gigantesca para que este viernes, durante el partido inaugural del Mundial Sudáfrica 2010, el mundo sepa que los electricistas han cumplido 48 días en huelga de hambre.

Foto
Performance obrero durante el mitin realizado en la Plaza de la ConstituciónFoto Marco Peláez
Patricia Muñoz y Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de junio de 2010, p. 7

En una marcha que conjuntó las luchas de electricistas, mineros, maestros, estudiantes y organizaciones sociales, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) advirtió que dependerá de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que el movimiento de este gremio siga siendo pacífico.

Al cumplirse ocho meses del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y 47 días de la huelga de hambre de un grupo de electricistas, el dirigente del SME, Martín Esparza, dio un mensaje a miles de sus compañeros reunidos en el Zócalo capitalino: "Preparémonos para lo que sigue… Hasta ahora hemos luchado con la ley en mano".

Hoy, agregó, está en manos de la Suprema Corte resolver el conflicto del SME: O son jueces o cómplices.

Diversas organizaciones, actualmente en conflicto con el gobierno federal, confluyeron ayer en una movilización con el reclamo generalizado de justicia y lanzaron severas críticas al gobierno, al que calificaron de autoritario y fascista. El reclamo fue otra vez uno solo: la renuncia de Felipe Calderón y de su secretario del Trabajo, Javier Lozano.

Ante cientos de policías federales y capitalinos, las voces de los trabajadores en esta marcha retumbaron desde el Paseo de la Reforma, avenida Hidalgo, Eje Central, 5 de Mayo, hasta la Plaza de la Constitución. Esta vez agregaron nuevas consignas: Calderón se va al Mundial y el pueblo sin tragar, No queremos goles, queremos trabajo y frijolesDe tanto apagón el culpable es Calderón.

Elementos de tránsito de la policía de la ciudad de México calcularon que durante el trayecto y hasta la plancha del Zócalo participaron cerca de 18 mil trabajadores, así como jubilados y sus familias. Al contingente principal se sumó una marcha de estudiantes procedentes del Casco de Santo Tomás.

Todos enarbolaban demandas particulares, en cuya defensa han tenido episodios de represión por parte del gobierno federal (en especial la reciente acción policiaca contra los trabajadores de Cananea) y recordaron así la matanza de estudiantes el 10 de junio de 1971.

El ánimo de los trabajadores de todos los sindicatos participantes se puso en evidencia cuando al pasar frente al inmueble ubicado en Reforma 93, donde están las oficinas alternas del secretario del Trabajo, Javier Lozano, muchos expresaron su irritación hacia la hilera de policías federales que resguardaban el lugar. Fue necesario que varios de los dirigentes contuvieran el enojo de sus compañeros, porque algunos parecían dispuestos a enfrentarse directamente con los uniformados, pero al final se conformaron con lanzar botellas de plástico vacías y dedicarles sonoras rechiflas e insultos. "Váyanse a Ciudad Juárez, cabrones, a ver si con los narcos se ponen tan valientes", les gritaban.

El mitin fue abierto por Antonio Navarrete, vocero de la sección 65 del sindicato minero, quien leyó un mensaje del dirigente del gremio, Napoleón Gómez Urrutia, y señaló que los tranajadores de Cananea no van a aceptar ningún centavo del dueño de Grupo México, Germán Larrea, no permitirán que salga una sola libra de cobre de ese yacimiento, y tampoco dejarán entrar a los esquiroles: Antes les quitamos la mina.

Tras este mensaje, representantes de la Unión Nacional de Trabajadores, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra manifestaron su solidaridad con los mineros de Cananea y con los deudos de Pasta de Conchos.

Jorge Cázares, de la sección magisterial de Michoacán, recordó que desde el 24 de mayo pasado los profesores están en el Zócalo, y aquí nos quedaremos porque se está gestando una gran unidad popular contra el gobierno. En nombre de los 12 presos del conflicto de Atenco, Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle, recordó que en los próximos días la SCJN resolverá la situación de los presos políticos de este movimiento, por lo que esta instancia tendrá la última palabra para otorgar un veredicto justo.

Durante el mitin, Martín Esparza criticó el otorgamiento de un contrato a Televisa y sus socios para explotar la fibra óptica en el área de telecomunicaciones; esto muestra, dijo, que aun sin conocerse el fallo de los ministros de la Suprema Corte, el gobierno calderonista y la iniciativa privada ya se están repartiendo el pastel de lo que representa la infraestructura para el suministro de energía eléctrica.

Los recientes hechos, agregó, dan la razón al SME, porque ahora ya dejaron el argumento del sabotaje para justificar las fallas en el servicio y el director de la CFE –Alfredo Elías Ayub– reconoce que "'no pueden porque los equipos en la zona central del país son obsoletos". La respuesta colectiva de los electricistas en el mitin fue: No pueden porque son pendejos.

A unos pasos del Zócalo, donde ya está instalada la estructura para la transmisión de los partidos de futbol, los trabajadores corearon SME sin comer, dispuestos a vencer, y en ese tono anunciaron que colocarán sobre la enorme carpa blanca donde pernoctan los huelguistas de hambre, una manta gigantesca para que este viernes, durante el partido inaugural del Mundial Sudáfrica 2010, el mundo sepa que los electricistas han cumplido 48 días en huelga de hambre.


--
AHANAOA A. C.
Miguel Leopoldo Alvarado
Fundador y Presidente

No hay comentarios:

Imagen Marcha apyo al SME 29 enero 2010

Imagen Marcha apyo al SME 29 enero 2010

Video Marcha del SME en México